Menú

EiTB

Audio Branding

El sonido ancestral de un País

Creación del audiobranding de los cuatro canales de ETB

Brief

Era importante subrayar sus respectivas peculiaridades pero compartiendo una misma identidad sonora: la cualidad atávica de Euskadi pero sin perder sus rasgos de modernidad.

Proceso creativo

La búsqueda del paisaje sonoro

 

Para dotar al canal de la esencia cultural, ancestral y contemporánea del País Vasco decidimos buscar aquellos paisajes sonoros que definían el territorio: el viento, el mar, el bosque. Entre los sonidos locales nos interesó especialmente la txalaparta, un instrumento tradicional de percusión que confería las notas más orgánicas y auténticas al paisaje sonoro.

La colisión como eje vertebrador

La estructura sincopada del sonido de la txalaparta está en el núcleo de este trabajo. La sonoridad que provoca la colisión de los palos de madera contra listones de aliso, castaño o fresno se relaciona con el encuentro y diálogo de culturas de la propia sociedad vasca.

 

 

 

La combinación de elementos

Para definir la identidad de cada uno de los cuatro canales asignamos texturas tímbricas muy afines a la programación de cada uno de ellos.

 

 

 

Sampleando paisajes sonoros

Además de la madera incluimos muchos sonidos metálicos y, muy concretamente, del hierro, un material fundamental que nos evocaba las esculturas sobrias y abstractas de artistas locales como Oteiza o Chillida.

Por último, inspirándonos en las colisiones de la txalaparta emulamos los choques sonoros entre sintetizadores, violines y guitarras, instrumentos ajenos a la tradición vasca que aportaban una textura más internacional y conectada a otras culturas.

 

 

 

 

Audiologos: 4 canales, 4 golpes

Asignamos a cada uno de los cuatro canales tantos golpes como su nombre indica.

Es decir: ETB 1, un golpe, ETB 2, dos golpes y así sucesivamente. Una configuración de señales acústicas simples y comunicativas que hace posible la identificación sin recurrir a un refuerzo visual.