Menú

Iberdrola

Música + diseño sonoro

Un trance sonoro que va sumiendo al espectador en un vasto muro de sonido

Brief

Blur Films + Marc Corominas + Sra Rushmore

El realizador Marc Corominas y la productora Blur Films necesitaban una banda de sonido y una música que acentuasen el carácter aditivo y sostenido de la pieza visual pero sin realizar grandes artificios ni piruetas sonoras. Necesitaban un diseño de sonido sencillo y delicado que subrayara la actitud de obstinación, pertinacia y esfuerzo ante un determinado propósito.

Proceso creativo

En primer lugar, generamos una banda foley muy contundente que encajara con los grandes planos y espacios inmensos del principio de la pieza. Sin embargo el sonido de ellas -pasos, respiración- debía ser más cercano, texturado y orgánico. Para la música compusimos una melodía clásica y minimalista, que transmitiera una gran firmeza y potencia. Utilizamos un arpegio de modo cíclico: íbamos añadiendo una nota más a la anterior para confluir en un trance sonoro que va sumiendo al espectador en un vasto muro sonoro. Queríamos, además, que la música emergiera desde el foley; desde el sonido que ellas generan, de su esfuerzo, hasta llegar a un punto de tensión en el que la música se agota y abruptamente deja de sonar. Los acordes de cuerda y órgano dotan a la pieza de una actitud ritual, sagrada y trascendente.

Observaciones técnico-sonoras

Escala Shepard  

Para reforzar la constante sensación ascendente de la pieza nos inspiramos en el efecto psicoacústico de las escalas Shepard. El llamado ‘Shepard Tone’ es una ilusión auditiva que nos hace percibir que un sonido eleva o disminuye su tono de forma infinita.

 

Foley

Trabajamos con especial dedicación el aspecto más aeróbico de la pieza: las respiraciones humanas debían transmitir el esfuerzo, la tenacidad y la calidez humana de las imágenes.

 

El piano

Para conseguir el efecto deseado de rudeza y depuración al mismo tiempo, llegamos a probar con tres pianos diferentes: de gran cola en espacio grande, de media cola en espacio reducido y el vertical -un Schimmel- en un espacio doméstico que fue grabado con ocho micrófonos.

BANJO

Créditos

Producción | Garlic Films

Dirección | Marc Corominas

Agencia | Sra Rushmore