Menú

CONVERSE

Música + diseño sonoro

Buscamos la belleza y la plasticidad en la propia destrucción de los sonidos

Brief

Dvein propuso una pieza transgresora, fresca y joven para la nueva línea de Converse. Para ello fabricaron catapultas con objetos inusuales y bombardearon las zapatillas con pintura de varios colores.

La pieza necesitaba una banda de sonido que encontrase la belleza en la transgresión y lo aleatorio. Además debía ilustrar el carácter visual de la pieza.

Proceso creativo

Decidimos que hacer una reproducción exacta de música Punk ya conocida no era una buena idea. Así que empezamos a estudiar el movimiento Punk, juvenile, rocker o rebel.

Después de varias pruebas, creímos que no había nada más punk que transgredir lo punk, es decir, deconstruir, versionar y manipular ese concepto hasta llevarlo hasta un nuevo lugar.

Cómo lo hicimos

Grabamos un patrón de batería en un garaje aprovechando la resonancia de una puerta metálica, empezamos a rasgar cuerdas de guitarras eléctricas con lijas Dremel, prendimos fuego a altavoces y amplificadores mientras los grabábamos. También utilizamos fragmentos de la voz de Joey Ramone y la alteramos con choppers, slicers, bit crusher Después el montaje fue muy similar al de una banda de Foley destinando cada capa sonora a una textura, movimiento, animación de la parte visual buscando la belleza y la plasticidad en la propia destrucción de los instrumentos.

Observaciones técnico-sonoras

Al aproximar el motor de la Dremel con las pastillas de la guitarra eléctrica surgieron sonidos muy potentes del electromagnetismo que se generaba entre estos dos elementos. Era algo que no esperábamos pero que aprovechamos para dotar de una personalidad muy eléctrica a la pieza.

En un principio, no estábamos satisfechos con los splashes y squizzes que probamos. Así que decidimos reforzarlos y combinarlos con sonidos de bidones metálicos y breaks de batería. Mejoró la cohesión rítmica y aportó una textura industrial al foley.

 

Producido y dirigido por Dvein